21enero
2021

Falsas esperanzas

Más interesante, divertido, enriquecedor y constructivo que sucumbir a los "hechos", la noticias y la lógica moderna

Tuve un fin de semana obscuro; nada anormal; yo que vivo lidiando entre dos mundos (gente normal vs idealistas) suelo pasar por todos los estados de ánimo posibles; hay días que me siento llevado por una fuerza invisible y super poderosa que me hace generar las más hermosas emociones e ideas.

Otros días, no es así.

Quizás fue una noticia, quizás fue el ver noticias, quizás una conclusión, una idea o un sueño... quizás hemos estado demasiado tiempo contagiándonos de las emociones de una sociedad que da todas las señales de estar desahuciada, quizás sea una reacción normal ante la avanzada de la dictadura sanitaria, quizás sea la rabia de que la mayoría de mis vecinos, amigos y familiares sigan creyendo ciegamente en lo que les dice la TV y obedeciendo cual película de control mental de los 80...

...O quizás fue todo junto lo que me hizo regresar a un lugar emocional en el que no hay esperanzas de libertad, la cual parece una ilusión programada de esclavos milenarios y no una realidad; un lugar donde siento que todo lo que hago no tiene ningún valor, ni para mi ni para ustedes.

Hay tanta información y tanta gente confundida que si quiera esperar feedback es ya un lujo, lo se.

Sacando cuentas lógicas y con los pies en la tierra, a veces pienso que haga lo que haga, nada cambiará el curso natural de los acontecimientos; una sociedad que se ha comportado como ésta, no tiene otro destino posible que el que está viviendo. Pienso que aunque me vea diferente, no tengo la virtud suficiente para tener un destino distinto al de personas que considero inconscientes o dormidos...

Me entregué a la impotencia que caracteriza a esta época pre-acuariana de masificación de la conciencia.

Entonces llegó la desesperanza, con ella la desmotivación , la apatía ...y luego la desconexión.

Me sentí desconectado de la tierra, de los otros, de mi meta... y decidí entregarme a comer, tv, trabajo, vicios, dulces... y ya. Me apagué, me desconecté.

Sentí cómo avanzaba en mi una pesadez de cuerpo, dolor de pecho y disminución de mis capacidad de entender, disfrutar... de dar. Comencé a morir de tristeza y desesperanza. A los 46 años, esa sensación se siente muy en el cuerpo... y es espantosa.

En ese estado no existe hecho, noticia, lógica o medicamento que pueda sacarme de esa muerte. De hecho, te recomiendo que si te sientes así te alejes de la noticias, no perderás nada.

Desconectarse es:

• Renunciar a la oportunidad de lo inesperado: un accidente, un gesto, una iniciativa, un comentario, una llamada, etc.
• Renunciar a tu poder de generar emociones y de alimentarte de ellas.
• Entregarse a los vicios y botar por la borda el placer de vivir, de disfrutar lo sencillo.
Perder la capacidad de apreciar la inteligencia en todo lo que te rodea.

Sé que al describir lo que significa estar desconectado , estoy describiendo al 90% de las personas que viven así normalmente y parece que no les afecta... que el marica soy yo.

Ahora se que si les afecta pero, al estar desconectados y vivir a la merced de sus empleadores y controladores, se dedican a hacer lo mejor que pueden con lo que creen que les toca; por eso se fastidian tanto cuando alguien quiere revolotear en la jaula y desordenarlo todo, porque les remueve esas emociones a las que han dedicado tanta energía en reprimir u ocultar.

Y yo se que yo no soy eso, yo no vivo así. Me defino por ayudarte a que salgas de ese estado.

Luego de ese fin de semana obscuro, recibí el mensaje de una amiga que me comentó que había salido de ese mismo estado de obscuridad gracias a información que generé y le envié.

Sonreí.

Comprendí que aunque me sienta vencido, aunque no tenga razones ni lógica, pase lo que pase, no debo desconectarme: no debo dejar de hacer lo que hago para contribuir con nuestra liberación, debo continuar buscando cómo integrarlo a mi modo de sustento y debo aprender a disfrutarlo.

Aprendí entonces que tener falsas esperanzas de hippie comeflor idealista que vive creando utopías es MIL VECES más interesante, divertido, enriquecedor y constructivo que sucumbir a los "hechos", la noticias y la lógica "moderna".

¿Por qué? porque sigues conectada a la red, intercambiando información y emociones (energía) que aunque no te sirvan en ese momento, seguro le servirán a otro , o a ti mismo, luego. Algunas ideas requieren maduración; no siempre lo que generas un día te sirve ese mismo día; lo cierto es que si dejas de generar información y emociones, no tendrás nada que recoger luego.

No importa que no te lleve a donde buscas, no importa que no te haga sentir mejor; la esperanza nunca es falsa . Mientras sigas alimentando a la red de la que te alimentas, ésta siempre vendrá a tu rescate cuando te haga falta.

Lo único falso es la ilusión del ego separado de los demás.

Sigue trabajando por lo que crees, sigue generando energía, es mil veces  que lo otro.

English Spanish